ERNESTINA
Y SUS HERMANAS

Ernestina y sus hermanas, Cristina y Maria, son las tejedoras artesanales que se dedican a hacer los detallados y coloridos textiles de algodón que se presentan en nuestros productos. Ellas también hacen todos los bordados y las figuras en nuestros accesorios utilizando el telar. 

Estas mujeres organizan su vida alrededor de su arte y vida familiar.

 

Viven en la comunidad de Batsitetic de Los Altos de Chiapas, rodeadas por el campo y las montañas. Practican los principios de armonía y colectividad que su gente personifica. Orgullosos de su técnica y tradición con el telar para ellas es de la mayor importancia el preservar la historia de su gente, expresar la memoria de sus madres y abuelas a través de sus tejidos de telar.

 

Ernestina y sus hermanas empezaron a aprender a tejer cuando tenían 5 años de edad. Su abuela, tías y madre les enseñaron el arte de transmitir su personalidad a través del bordado y tejido. Aprendieron a tejer símbolos que se han conocido por cientos de años y proponer nuevos diseños basados en su amor por las aves, las flores, los animales y los cielos. Es un trabajo muy íntimo y personal, dándole vida a estas prendas con cada puntada.

Reproducir vídeo

SANANDO CON PLANTAS A TRAVÉS DE SUEÑOS

Cuando Ernestina, alguno de sus familiares, o cualquier miembro de su pequeña comunidad se enferma, el paciente acude al padre de Ernestina, que es un j´ilvanej o curandero. Él aprendió sobre el uso y la preparación de las plantas a través de sus sueños, y es así como inició su camino de conocimiento en el arte de la sanación. Hoy en día es un curandero con un entendimiento profundo de las plantas que crecen en el bosque y como usar cada una, además de ser reconocido como el huesero de la comunidad. El reconocimiento de sus habilidades se extiende a comunidades vecinas.

 

 

De las ocho hermanas que Ernestina tiene (ningún hermano), la hija menor, Maria es la única que está aprendiendo todo el conocimiento de su padre. Le ayuda a preparar los tratamientos e incluso tiene sus propios pacientes.

EL TELAR DE CINTURA

Para la elaboración de estos textiles se utiliza el telar de cintura. El telar es una herramienta prehispánica tradicional para tejer que utiliza un proceso de cuenta de hilos particularmente meticuloso, creando piezas únicas hechas a mano. La tela se forma, literalmente en el enlace de cada hilo con este mecanismo. 

El telar de cintura es un instrumento que consiste de dos piezas de madera talladas en forma de palillos. Todas las partes se unen con el mecapal, una banda de tela que la tejedora puede ajustar a su tamaño y para su comunidad mientras teje.

La banda está anexada a la tejedora mientras el otro lado se ata normalmente a un poste, una pared o un árbol o cualquier soporte estable en la casa que permita que el telar se puede tensionar. La tejedora arregla su lugar de trabajo para comenzar a insertar hilos y compactándolos con el uso de otra pieza de madera que se conoce como “machete”.